Las Razas

por Arturo "Buanzo" Busleiman

Prólogo

Desde tiempos inmemoriales los humanos pensamos en los vampiros y en el oculto origen de su nacimiento, o creación. El hecho es que fueron creados por los humanos mismos, en verdad por uno solo: el primer asesino. La sangre de su víctima y el poder de un demonio lo lograron, más de esto no debemos hablar, ya que los tiempos son otros y la evolucion de ambas razas nos llevaron a convivir y aceptarnos mutuamente. Esto debemos agradecérselo a una linea vampírica que en sus orígenes decidió solo alimentarse de la sangre de ilustres y filósofos, cargándose así con el conocer y la razón de éstos. La história nos cuenta los cambios que se produjeron en la sociedad y forma de vida de las dos razas. La tecnología permitio que ellos obtuvieran una red de transporte que los proteje del sol. Esta red se conecta a destinos múltiples como bancos, recreos, bares e incluso discotecas por medio de "zonas de recepción" especialmente diseñadas para recibir a la Segunda Raza.

Aunque suene tan raro, la vida es pacífica: la genética logró sintetizar sangre apta para consumo. Pero no solo ellos se beneficiaron, ya que muchos de estos vampiros se transformaron en maestros de universidades, brindándonos así conocimiento histórico-cultural que creíamos perdido. La evolución de ambas razas incluso logró amor, creándose uniones maravillosas. Y una de estas parejas me va a ayudar a contarles acerca de los vampiros y humanos rebeldes que no aceptaban esta union de las dos razas, los llamados disconformes.