Iniciándose en GNU/Linux

Nota Legal:
© Adolfo Castro
Permission is granted to copy, distribute and/or modify this document under the terms of the GNU Free Documentation License, Version 1.1 or any later version published by the Free Software Foundation; with no Invariant Sections, no Front-Cover Texts , and no Front-Cover
Texts . A copy of the license is included in the section entitled “GNU Free Documentation License”.

Todas las marcas comerciales mencionadas son propiedad de sus respectivos dueños ;-)

Día a día son más los usuarios que quieren “pasarse” a GNU/Linux desde otros sistemas operativos, y que buscan ayuda para adaptarse a esta nueva forma de trabajar. Por esa razón, y pese a mi escasa experiencia, siempre trato de ponerme en su lugar y contestar sus preguntas planteadas en el foro de TectTimes, que tienden a versar sobre los mismos temas: ¿Cómo es eso de que hay “distintos” Linux? ¿Cuál me conviene? ¿Hay que particionar sí o sí? ¿Voy a perder todos mis datos? ¿Puedo seguir corriendo Window$?... y otras más.

Generalmente se sucede la etapa crítica de problemas ocasionales de configuración de impresoras, placas de sonido y más comúnmente módems que no poseen drivers para Linux. Y luego que el usuario ha adquirido alguna experiencia, desea instalar programas y aquí también aparecen dudas sobre temas tales como las dependencias, la descompresión, la compilación, etc.

Este documento pretende dar alguna guía para estas dudas, sin pretender por supuesto reemplazar a la amplia documentación existente ni a algunos excelentes libros y documentos electrónicos sobre estos temas. No se abordan temas como tales como manejo de procesos, configuración de una red,etc. ni se insiste demasiado en el uso de la consola, ya que está dirigido a personas que vienen de manejar sistemas basados en interfaz gráfica. Espero que sea útil y que aporte un granito de arena para que más gente le pierda el miedo a GNU/Linux y se decida a probarlo. Y a usarlo, que para eso está :-)

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Qué es GNU/Linux?
  2. ¿Por qué querría instalar GNU/Linux en mi máquina?
  3. ¿GNU/Linux es gratis?
  4. ¿Existen muchos Linux? ¿Cual me conviene?
  5. Bueno, pero Windows 9x/ME corren aceptablemente con 16 Mb de RAM...
  6. ¿Tengo que particionar el disco?¿Voy a perder todo? ¿Tengo que desinstalar mi otro SO?
  7. ¿Para qué y cómo hago las particiones? ¿Qué es el punto de montaje?
  8. ¿Qué son los paquetes?¿Qué paquetes elijo?
  9. ¿Por qué debo crear tantos usuarios?
  10. ¿Y eso del LILO?
  11. ¡No funciona mi módem!
  12. ¡No funciona mi impresora!
  13. ¿Qué es Xwindow?
  14. ¿Todo es un archivo?¡Ayuda por favor!
  15. ¿Y si necesito ser root?
  16. ¿Cómo instalo programas?
  17. Más ayuda: ¿CÓMO?
  18. ¿Mi máquina Linux en una red Windows?
  19. Recursos en la Red
  20. Bibliografía

¿Qué es GNU/Linux?

De acuerdo a una definición académica “es un clon de UNIX, de libre distribución, diseñado para correr en PCs”. Es un sistema operativo Multiusuario y Multitarea, Libre, Abierto y orientado a redes. Todo esto quiere decir que:

Puede manejar múltiples procesos a la vez (por ejemplo podemos estar navegando por Internet mientras escribimos una carta y escuchamos MP3, con un manejo multitarea muy superior al de otros sistemas).

Soporta múltiples cuentas de usuario en el mismo sistema. Cada usuario está identificado con un nombre y una contraseña, y tiene derechos limitados sobre ciertos archivos particulares, por lo cual es altamente improbable que pueda dañar el sistema instalando programas o borrando archivos. Existe un superusuario (llamado root) que es el administrador del sistema y tiene plenos poderes sobre el mismo.

Es Libre: Se distribuye conforme a la licencia GNU/GPL, que permite copiarlo y distribuirlo libremente, acompañado del código fuente. Esto posibilita que esté en constante perfeccionamiento por parte de una enorme comunidad de usuarios y desarrolladores.

Es orientado a redes, razón por la cual es ideal para montar servidores y estaciones de trabajo en una red. Se distribuye con una gran cantidad de herramientas para la configuración y administración de redes.

Existen además muchísimos y muy buenos programas para usar con GNU/Linux:

  • Lenguajes de programación y compiladores para múltiples lenguajes.
  • Programas para procesamiento de texto, hojas de cálculo y presentaciones de altísimo nivel.
  • Navegadores, clientes de correo, chat, ICQ...
  • Programas multimedia (video en los más variados formatos, música, imágenes)
  • Avanzados programas para el tratamiento de imágenes.
  • Programas científicos, de modelación numérica, CAD, etc.

A esto hay que agregar que muchas entidades educativas desarrollan software científico para UNIX, que pueden correr sobre GNU/Linux. Y todavía hay más....
[Inicio]

¿Por qué querría instalar GNU/Linux en mi máquina?

Por muchos motivos. Muchos lo hacen para regularizar su situación legal, ya que al tratarse de software libre su distribución no está sujeta a las restricciones del software comercial. Además, es el sistema operativo más y mejor documentado que existe. Se distribuye con infinidad de documentación (FAQs, HOWTOs y páginas de manual) sobre todos los temas y aplicaciones que componen el sistema. La gran mayoría de esta documentación se encuentra traducida al castellano. Compañías como Mandrake liberan los manuales para ser bajados directamente desde Internet.

Pero existen motivos más profundos: GNU/Linux es paradigma de Flexibilidad, Estabilidad y Seguridad. Si bien las aplicaciones pueden colgarse, es muy difícil que la caída de un programa ocasione una caída total del sistema. El ataque y proliferación de virus es mucho menos factible bajo GNU/Linux, porque es muy difícil que se ejecuten procesos sin el control del usuario.

Pero la flexibilidad, seguridad y estabilidad deben pagarse con un peso extra sobre el usuario respecto de otros sistemas: la responsabilidad. GNU/Linux cede el control de varios aspectos del sistema al usuario, y es éste quien debe tomar decisiones sobre cómo quiere que su sistema responda. Esto obliga al usuario a tener que familiarizarse con cosas nuevas.

Se ha dicho que GNU/Linux “no es para cobardes”: Nos va a obligar a aprender, a leer, a trabajar. Si desea que sea el sistema quien se preocupe por la seguridad de sus datos sin cargar con esta responsabilidad sobre sus propios hombros, ni siquiera considere el pasarse a GNU/Linux. Ahora, si desea ser usted quien tenga el control sobre las cosas,¡siga adelante!

Es necesario aclarar que existen muchos fabricantes de hardware que no escriben drivers para GNU/Linux, razón por la cual algún hardware no funcionará o costará mucho configurarlo. Esto está siendo permanentemente remediado por la comunidad del software libre, existiendo drivers alternativos para los llamados “winmodems”, impresoras, etc. Las placas de sonido y las grabadoras de CD no suelen presentar problemas. Con todo, hay que aclarar que los responsables de estos problemas son los fabricantes que, debido a sus compromisos con terceros o a su política de distribución, no liberan el código de sus drivers o lisa y llanamente se niegan a escribirlos para GNU/Linux.
[Inicio]

¿GNU/Linux es gratis?

GNU/Linux es libre.Como las palabras “gratis” y “libre” en inglés se dicen “free”, esto da lugar a confusiones. La licencia GPL es clara respecto a que cuando se habla de “free” se refiere a la libertad que tiene el usuario de usar, copiar, distribuir y modificar el software según sus necesidades con la condición de distribuir también (o poner al alcance de otros usuarios) el código fuente de los programas. Pero tiene derecho (y es parte de esa libertad) a cobrar por los servicios técnicos que preste o por el hecho de distribuir el software. Las compañías que distribuyen GNU/Linux no lo hacen por amor al arte, sino que montan un negocio respetando la filosofía del software libre. Puede ser un concepto difícil de entender pero un buen comienzo es leer el texto de la licencia GNU/GPL
[Inicio]

¿Existen muchos Linux? ¿Cual me conviene?

Existe un “núcleo” (kernel) oficial de GNU/Linux, pero como se trata de software libre, muchas empresas lo modifican y optimizan para que funcione mejor bajo ciertas configuraciones. Además le añaden herramientas de configuración, interfaces gráficas de instalación, escritorios y aplicaciones que le dan un toque personal o “sabor” a cada una de estas llamadas “Distribuciones” de GNU/Linux.

Estas distribuciones pueden conseguirse vía copia (permitida por la licencia GNU/GPL), adquiriéndola a precios muy bajos por varios distribuidores de software. También puede conseguirse la versión GPL de estas distribuciones ya que suelen acompañar a revistas y libros sobre el tema. Pueden adquirirse las distribuciones oficiales en cualquier (buena) casa de informática, con la ventaja agregada de los manuales que las acompañan y el soporte técnico que ofrecen.

Para principiantes, sin duda se impone recomendar distribuciones que sean fáciles de instalar, que tengan herramientas gráficas de configuración y buena autodetección de hardware. En un orden de gustos muy personal y por lo tanto discutible, se recomiendan:

a) Si posee un procesador Pentium MMX 200 o superior (o compatible), una placa de video de 2 Mb o más y 64 Mb de RAM o más:

  • Linux Mandrake 7.2 o superior
  • SuSE Linux 6.4 o superior
  • RedHat 7 o superior
  • Conectiva 6 o superior
  • ....

b) Si posee una máquina más limitada, digamos un 486 DX4/100 con 32 Mb de RAM, se recomienda

  • Conectiva 5
  • RedHat 6.2
  • TurboLinux 6

Personalmente corrí con todo éxito Conectiva 5 en un Pentium 166 con 48 Mb de RAM, conectado a Internet vía dialup, con la suite ofimática StarOffice 5.1, reproductor de MP3,etc.
[Inicio]

Bueno, pero Windows 9x/ME corren aceptablemente con 16 Mb de RAM...

Claro, pero no debe caerse en el error de comparar GNU/Linux con estas versiones de Windows. GNU/Linux es un sistema de redes y debería compararse con NT4 o W2000, los cuales corren bastante lentos (si es que lo hacen, al menos W2K) en menos de un Pentium 166 con 32 MB de RAM, mientras que con GNU/Linux y un poco de ingenio y ganas de trabajar, se puede montar un excelente servidor de redes en un 386 con 16 Mb de RAM. Claro que la interfaz gráfica funcionará muy lenta, no se podrá trabajar en modo gráfico, pero el sistema no se va a colgar :-) y además se podrá hacer una completa administración del sistema con las excelentes herramientas para consola.
[Inicio]

¿Tengo que particionar el disco?¿Voy a perder todo?¿Tengo que desinstalar mi otro SO?

No necesariamente hay que reparticionar el disco. Existen distribuciones como WinLinux que se instalan directamente como un programa de Windows (Mandrake da la posibilidad de hacerlo así.) Incluso existen distribuciones como Ututo (la primera distribución argentina) o SuSE LiveEval que corren desde un CD escribiendo en su disco rígido sólo unos pocos archivos de configuración.

El problema es que al no tratar con un verdadero sistema de archivos nativo de GNU/Linux, la experiencia puede ser contraproducente porque no se le estará sacando todo el provecho al sistema. Es altamente recomendable instalar GNU/Linux sobre un sistema de archivos “de Linux3”, para lo cual deberemos crear una partición.

Esto no significa que se vayan a perder los datos existentes: existen herramientas para Windows y para Linux que permite particionar el disco sin pérdida de datos, como se explicará más adelante. Inclusive las distribuciones más conocidas traen sus propias herramientas de creación y administración de particiones, lo cual permite realizar este proceso durante la propia instalación.

No es necesario, por lo tanto, desinstalar ni el sistema operativo preexistente ni las aplicaciones que corren sobre el mismo. Es más, al finalizar la instalación de GNU/Linux se instalará un pequeño programa llamado LILO (LInux LOader) que permitirá, al momento del arranque, elegir qué sistema operativo deseamos arrancar.

Pero como estamos tratando con nuestros datos, y los mismos son valiosos, y el proceso aunque muy probado y seguro no deja de ser traumático, no debería realizarse la instalación sin realizar previamente una copia de seguridad.
[Inicio]

¿Para qué y cómo hago las particiones? ¿Qué es el punto de montaje?

Como se dijo, el particionamiento sirve para fabricar espacio para un sistema de archivos propio (nativo) de GNU/Linux, el cual se denomina ext2fs. Durante el proceso de instalación se creará una segunda partición que se llama swap , que es la partición de intercambio, usada para emular memoria RAM.

Al configurar las particiones aparece un concepto algo críptico para el principiante que es el de “punto de montaje”. GNU/Linux trabaja con “sistemas montados”, lo cual significa que para tener acceso a un disco, un CD, un diskette o una partición, la misma debe ser “montada” en nuestro sistema. Esto que puede parecer una complicación a primera vista, por el contrario es una ventaja enorme desde el punto de vista de la seguridad del sistema y de la comodidad de acceso. De esta manera Usted ya no se referirá a su unidad de CD como D: o E:, sino que para Ud. será un directorio en el árbol llamado, por ejemplo /cdrom o /lectora (GNU/Linux usa el símbolo “/” para separar directorios en vez de “\”), su disketera podrá ser /floppy y su grabadora de CD podría ser /grabadora. Y si lo piensa un poco ¿qué sintaxis es más rebuscada?

Por otro lado ¿Nunca soñó con poder ocultar o proteger una zona de su disco para poder guardar allí datos personales o delicados? ¡Buenas noticias! En Linux puede desmontar una partición haciéndola inaccesible para los usurios. No es que la información estará “oculta” ni “encriptada”: Directamente no estará disponible hasta que no esté montada.

El punto de montaje es precisamente el directorio en el cual determinado sistema de archivos será montado. Típicamente elegirá durante la instalación ver a su sistema Windows como /windows. Para usted no aparecerá como una unidad separada sino como un directorio más.

Las unidades de disco se designan diferente en GNU/Linux. El disco rígido se designa como hd + letra indicadora de IDE + número de partición.

Así, hda1 es la primera partición del disco rígido conectado al IDE primario; mientras que hda2 es la segunda partición del mismo disco. hdb2 designa a la segunda partición del disco rígido conectado al IDE secundario, y así. Para montar sistemas de archivos se usa el comando mount, pero no hay que preocuparse porque las nuevas versiones de GNU/Linux traen utilidades de montaje automático. Eso sí, durante el proceso de instalación deberá indicar al menos dónde irá montada la raíz (/).

Lo más clásico es que tengamos un disco en el cual hayamos hecho una partición para GNU/Linux y otra para Windows, luego durante la instalación hayamos asignado una partición para swap del doble de tamaño que la RAM que posee el equipo, y las cosas queden más o menos así:

Disco Sistema de archivos Punto de montaje A formatear
hda1 Fat32 /windows No
hda2 ext2fs / Si
hda3 Linux swap swap Si

Lo ideal y más cómodo es realizar el particionamiento durante la instalación con la herramienta que facilite nuestra distribución elegida. Las últimas disponibles son herramientas gráficas muy intuitivas. También contamos con el programa libre FIPS que puede encontrarse en el directorio DOSUTILS del disco de instalación de nuestra dsistribución, acompañado de la documentación que explica cómo usarlo.

Respecto del particionamiento, en el número 1.4 de la revista Linux Users hay una excelente nota de Sergio Belkin, donde explica los motivos de realizar una buena política de particionamiento. Recomiendo leerla y seguir algunas de las sugerencias que allí se dan.
[Inicio]

¿Qué son los paquetes?¿Qué paquetes elijo?

Pasado el mal trago de la partición (que no era para tanto ¿no?), viene el momento de elegir qué programas vamos a instalar en nuestro sistema además de los componentes básicos. Las distribuciones basan la instalación de los programas en un sistema de paquetes. Los paquetes son archivos en los cuales vienen las aplicaciones junto con instrucciones de dónde se instalarán y qué otros programas o archivos son necesarios para la correcta ejecución de las mismas. A esto último se le llama “dependencias”. En todos los casos la instalación se ve facilitada con la elección de “perfiles” de instalación, acordes a la función que cumplirá el equipo: Estación de trabajo, desarrollo, oficina, servidor, etc. A estos perfiles básicos puede adicionárseles paquetes a elección del usuario.

Se recomienda no olvidar instalar la mayor cantidad posible de bibliotecas (algunos les llaman librerías por una incorrecta traducción del inglés “library”), archivos de cabecera y compiladores de los lenguajes C y C++, aunque no vayamos a programar. Esto es así porque estos archivos serán útiles a la hora de instalar software que obtengamos como código fuente. Este tema ya se verá más adelante.

En general, GNU/Linux ocupa bastante espacio, pero esto es así porque luego de la instalación quedamos con un sistema completo al que difícilmente debamos agregarle cosas. Se instalan por defecto procesadores de texto, entornos gráficos, utilidades para comunicaciones, multimedia, compresión de datos, grabación de CDs y muchísima documentación. Hay que pensar en un espacio de entre 500 MB y algo más de 1GB para el sistema. Dadas las capacidades de los discos estándar de hoy en día, esto no es demasiado.
[Inicio]

¿Por qué debo crear tantos usuarios?

Habitualmente, finalizando la instalación, se le pedirá que introduzca una contraseña para el superusuario root y luego podrá añadir usuarios. Esto es así porque es conveniente que para sesiones de trabajo normal, aunque utilice la computadora en su hogar, no utilice la cuenta de superusuario. Sólo debería usar esta cuenta cuando vaya a realizar tareas de mantenimiento del sistema.

Si más de una persona usará la máquina, es conveniente crear una cuenta para cada uno, lo cual protegerá la integridad de la información de cada usuario impidiendo que uno dañe los archivos de otro. El sistema de “permisos” le permitirá que otros usuarios vean o no, modifiquen o no sus archivos.
[Inicio]

¿Y eso del LILO?

Como ya se dijo, GNU/Linux puede convivir con otros sistemas operativos. Pero por motivos obvios sólo podemos arrancar con un sistema. Por ello GNU/Linux instala un gestor de arranque, llamado LILO u otro llamado Grub, cuya función es preguntarnos al inicio con qué sistema deseamos arrancar. Con las versiones más clásicas de LILO, en el arranque puede presionarse la tecla Tab para ver las opciones disponibles y luego teclear la deseada. Si se omite la selección, LILO arrancará el sistema por defecto que podemos elegir durante la instalación o bien luego editando un sencillo archivo de configuración llamado lilo.conf

Grub es un gestor de arranque en esencia igual a LILO pero que presenta una interfaz gráfica en la cual podemos movernos por las opciones con las teclas del cursor y seleccionar la deseada pulsando Enter.
[Inicio]

¡No funciona mi módem!

Es probable que se trate de un “winmodem”, sobre todo si es onboard (integrado en la placa madre.) Los winmodems son dispositivos en los cuales gran parte de los componentes de hardware son emulados por software y suelen requerir Microsoft Windows para funcionar correctamente. Hay gente que no los considera verdaderos módems, pero el hecho es que son baratos y cumplen su función. A no desesperar que puede haber solución para hacerlo andar bajo GNU/Linux. Lo primero será averiguar de qué marca y modelo es el winmódem, yendo al panel de control de Windows y haciendo doble clic sobre Módem. Anotemos esta información. Luego habremos de iniciar un recorrido por el web comenzando por www.geocities.com/winmodems, donde encontraremos drivers y guías de instalación.

Si no se trata de un winmodem, seguramente el instalador lo detectará. Si no funciona y sabemos positivamente que no es un winmódem, averigüemos el puerto al que está conectado. Luego vayamos al programa KPPP y hagamos clic en Configuración. En la ficha Dispositivo serie, elijamos

/dev/ttyS0

si el módem está en COM1

/dev/ttyS1

si el módem está en COM2, etc.

Si el módem es detectado, intenta marcar, pero no puede hacerlo, es probable que nuestra línea tenga algún servicio (memobox, memofácil, etc.) de los que nos dejan un tono “entrecortado”. Para que pueda marcar, deberemos modificar la cadena de marcado del modem. Vayamos al KPPP, Configuración pero esta vez elijamos la ficha Modem. En Cadenas del Modem vayamos a Cadena demarcado y cambiemos el valor que estará en ATDT por ATX3DT.

Asegurémonos de haber introducido correctamente los valores del DNS de nuestro proveedor y de haber configurado nuestro navegador con el proxy si el proveedor de servicio lo necesita. Por último, si vamos a usar GNU/Linux y no hemos adquirido un módem, compremos un buen módem externo.
[Inicio]

¡No funciona mi impresora!

Tampoco desesperemos... La mayoría de las distribuciones nuevas soportan gran cantidad de impresoras, comunes y no tanto. Las detectan e instalan los drivers sin mayores problemas Día a día se suman fabricantes a las filas de los que distribuyen drivers para Linux. Sin embargo existen fabricantes que no están dispuestos a hacerlo, pero aun así hay solución. Existe un programa comercial, pero gratuito para uso personal, llamado TurboPrint, que puede bajarse de www.turboprint.de. Este programa permite trabajar con la mayoría de las impresoras e incluso administrarlas: Mi Epson Stylus Color 480 provee una utilidad para Microsoft Windows para el cambio de cartuchos, limpieza y alineación de cabezales... ¡Con TurboPrint puedo hacer todo eso desde Linux!

La instalación es sencilla y las herramientas de mantenimiento son gráficas y bien diseñadas recomiendo bajarse la guía del usuario del mismo sitio. Es una lástima que no se libere bajo la GPL, pero nadie es perfecto...
[Inicio]

¿Qué es Xwindow?

Es el sistema de ventanas que permite un manejo gráfico del sistema. Xwindow (sin s final ;-) o simplemente X está basado en el modelo cliente-servidor. Es decir, la aplicación X (servidor) proporciona los recursos que son usados por ciertos programas (clientes) llamados “manejadores de ventanas”, sobre los cuales actuamos nosotros a golpe de mouse. ¿Complicado? En verdad no. Esto es transparente para el usuario y le brinda la ventaja adicional de poder usar el manejador de ventanas que desee y no atarse a un entorno gráfico determinado. Existen manejadores de ventanas como BlackBox o WindowMaker que son realmente muy buenos y consumen muy pocos recursos.

La generalidad de los nuevos usuarios tenderá a usar los llamados Administradores de Escritorios, ya sea KDE o Gnome. Existe un excelente y liviano adminsitrador de escritorios llamado XFCE que no descuida la estética pero prioriza la velocidad (Véase la nota en Users Linux 1.4). Estos son entornos que además de incluir manejadores de ventanas poseen una multitud de utilitarios, herramientas, programas de ofimática, paneles, barras de tareas... que permiten un uso y administración casi completo del sistema. Y decimos casi porque en GNU/Linux no todo son iconos.
[Inicio]

¿Todo es un archivo?¡Ayuda por favor!

Sí. En GNU/Linux cada dispositivo, unidad de disco e incluso los directorios y hasta los procesos son archivos. No hace falta que profundicemos mucho aquí en este concepto, pero nos servirá para practicar un poco con la línea de comandos, a la cual más de una vez habrá que recurrir (para algo está el teclado ¿no?)

Hemos hablado de los sistemas montados y hemos mencionado el comando mount. Si bien los sistemas de archivos principales se automontan al inicio y hasta los CDs y floppies se automontan en las últimas versiones de las principales distribuciones, es probable que alguna vez nos haga falta montar, por ejemplo, un CD.

Como “todo es un archivo”, las particiones y los CDs no escapan a este concepto. Los dispositivos se encuentran en el directorio /dev, así la primera partición del primer disco rígido (hda1) se encuentra representada por el archivo /dev/hda1, el CD ROM se encuentra representado por el archivo /dev/cdrom, y el floppy principal (A: en la jerga DOS-Windows) se encuentra representado por el archivo /dev/fd0.

Ahora supongamos que queremos referirnos a la partición /dev/hda1 como /windows. Muy bien, usamos el comando mount de la siguiente manera:

  1. Abrimos una terminal virtual haciendo haciendo clic sobre el icono “Terminal” de nuestro manejador de ventanas
  2. Ahora tenemos un prompt que nos permite escribir órdenes en la línea de comandos, en este caso: localhost$ mount /dev/hda1 /windows

Si quisiéramos montar el CD ROM en el directorio /cdrom, nada más sencillo:

localhost$ mount /dev/cdrom -t iso9660 /cdrom -o ro

¡Qué complicado! No tanto, veamos. Esta orden dice al sistema que monte el dispositivo /dev/cdrom, el cual tiene un sistema de archivos iso9660, para que accedamos a él como directorio /cdrom, y que además sea de sólo lectura.

Si deseáramos tener ayuda sobre este comando o algún otro, la ayuda está en el mismo sistema en lo que se llaman “páginas de manual”. Este manual se invoca con el comando man, por ejemplo:

localhost$ man mount

Por el manual navegamos con las flechas arriba y abajo, y salimos pulsando la tecla “q”. Para ver una corta página de ayuda, introducimos

localhost$ mount --help

Y así con cualquier comando.
[Inicio]

¿Y si necesito ser root?

Muchos comandos requieren privilegios de superusuario. Podemos convertirnos momentáneamente en superusuaios con el comando “su”

localhost$ su root

Password:

introducimos la clave seguida de ENTER y el prompt cambia a

localhost#

Ya somos root.
[Inicio]

¿Cómo instalo programas?

Depende del formato en que los hayamos obtenido. Lo más usual es que hayamos bajado de Internet un archivo con los fuentes o un paquete Rpm

  • Si se trata de un archivo del estilo de mi_programa-1.2.tar.gz o mi_programa-1.2.tgz, lo más probable es que tengamos el código fuente del programa y deberemos compilarlo.
    El archivo.tar.gzo tgz es un archivo comprimido, primero descomprimimos los fuentes usando (como root)
    # tar xvzf mi_programa-1.2.tar.gz
    Esto genera un directorio llamado mi_programa-1.2 Nos situamos en el haciendo
    #cd mi_programa-1.2
    Nota: si escribimos cd mi seguido de [Tab], el intérprete de comandos completará la orden!
    Ya en el directorio nuevo, escribimos
    # ./configure
    Esperemos a que reaparezca el prompt, si no hubo errores ahora hacemos
    # make
    Volvemos a esperar (esta vez un poco más...) y por último
    # make install
    Listo. Podemos borrar el directorio de instalación.
  • Si se trata de un paquete Rpm, tendremos un archivo tal como mi_programa-1.2.rpm, en este caso nos convertimos en root y hacemos
    # rpm -i mi_programa-1.2.rpm
    O bien usamos el manejador de paquetes de nuestra distribución. Hoy en día las distribuciones más nuevas traen muy buenas herramientas para el manejo de paquetes de software que pueden adminstrar la instalación-desinstalación y dependencias de nuestros programas a instalar.

Recordemos lo ya dicho en el proceso de instalación: Pueden presentarse problemas de dependencias que nos obliguen a buscar ciertas bibliotecas u otros programas prerequisitos para el que deseamos instalar.
[Inicio]

Más ayuda: ¿CÓMO?

Muy bien. Ya hemos instalado GNU/Linux en nuestra computadora, probamos distintos manejadores de ventana o escritorios, instalamos programas... Llega el momento de empezar a querer hacer cosas con las cuales le saquemos más jugo al sistema, como montar una peuqeña red, o un servidor de ftp o de e-mail. Y la ayuda para hacer estas (y muchísimas otras) cosas la tenemos en nuestro propio sistema.

En efecto, existen completos documentos sobre muchos tópicos, llamados HOWTOS (“cómos” en inglés). Muchos HOWTOS están traducidos al español, y algunos se instalan en nuestro sistema si hemos elegido el paquete apropiado durante la instalación. Si estamos trabajamos en el entorno de ventanas, vayamos al menú llamado “Documentación” o similar, y allí podremos explorar y leer los COMOS en formato HTML. Nos sorprenderá la cantidad de información que teníamos sin saberlo. Si deseamos información actualizada y en castellano, una de las mejores opciones es vistar la página del proyecto LuCAS (http://lucas.hispalinux.es) en la cual encotraremos CÓMOS en castellano, manuales, FAQ's, y un larguísimo etcétera.
[Inicio]

¿Mi máquina Linux en una red Windows?

Si está pensando en instalar Linux en una máquina que actualmente forma parte de una red de computadoras que corren Windows, no existe problema alguno. Existe una aplicación, incluida en todas las distribuciones, llamada Samba que le permitirá:

  • Ver las máquinas que corren Windows
  • Que estas máquinas vean su estación Linux
  • Compartir directorios e impresoras

Samba es sencillo de configurar si se usa la utilidad SWAT, que es un completo “Asistente” en formato HTML que permite dejar a punto nuestra máquina para que trabajar activamente en la red.

Para saber más sobre samba, podemos leer la documentación que trae nuestra distribución, o conseguir el número 1.4 de Linux Users donde el Sr. Arturo Busleiman publica una completísma nota sobre Samba. Seguramente dentro de poco estará publicada junto con sus otros artículos en www.buanzo.com.ar
[Inicio]

Recursos en la Red

La mayor fuente de información y recursos de Linux es Internet. Bastará con usar un buen buscador como GOOGLE y hacer la pregunta adecuada. Aquí será de gran ayuda defenderse un poco con el inglés, pero existen muchas buenas páginas en castellano.

La siguiente es una lista de algunos sitios donde encontrar información:

Si lo que deseamos es bajar software, entonces deberíamos visitar:

Si quisiéramos visitar buenos sitios argentinos:

Y por supuesto está nuestro querido foro GNU/Linux de Tectimes: http://www.tectimes.com/foros.

Bibliografía

Para escribir estas páginas se usaron las siguientes excelentes referencias. Todos los errores que se puedan encontrar en este documento son debidos a mí y no a los autores originales.